martes, 10 de diciembre de 2013

SJ. JESUS HERRERO NOS HA DEJADO: DESCANSA EN PAZ

Jesús Herrero (Madrid, 1942-2013) presidente de la institución educativa Fe y Alegría durante una década (de 1988 a 1998) y presidente del Consejo Nacional de Educación de Perú desde 2003, puesto que compagina con la coordinación de ese proyecto educativo que él mismo contribuyó a levantar en 1966.
Jesuita de origen madrileño y limeño de adopción se estableció definitivamente en Perú a los 24 años para dedicarse a Fe y Alegría, que actualmente cuenta cerca a los 100,00 alumnos. Presidente del Consejo Nacional de Educación, recalcó que una de las funciones que tiene el Proyecto Educativo Nacional, como instrumento orientador de las políticas educativas en el Perú, es asegurar que nunca más vivamos una era en la cual nuestra población, especialmente la que vive en zonas rurales, padezca la violencia absurda, “No basta con contar la historia en los textos, la escuela debe ser un espacio de diálogo en el cual se enseñe que en democracia las diferencias se resuelven a través del razonamiento y la concentración, siempre en el marco del respeto a los derechos humanos y de una cultura de paz” También reconoció la labor heroica de muchos docentes que en las zonas más golpeadas por el terror velaron no solo por la educación, sino también por la integridad física y moral de sus alumnos “son esos los docente que necesitamos para el país, profesionales comprometidos con sus estudiantes y con la formación de ciudadanos de bien para el país”.
 Falleció víctima de un infarto al corazón, a los 71 años de edad, éste martes falleció alrededor de las dos de la tarde, en la comunidad de Fátima, en Miraflores, su cuerpo fue encontrado sin vida en su habitación, tomaba una siesta después de almorzar.El velatorio se realizará desde las 6 de la tarde de este martes, en la Parroquia Nuestra Señora de Fátima, en Miraflores.



lunes, 15 de abril de 2013

UNA VIDA AL SERVICIO DE LOS MAS NECESITADOS DE AMOR

El Padre Antonio Bach, primer presidente de Fe y Alegría del Perú, incasable luchador, ha caminado todos los senderos que conducen a los más de ochenta colegio de Fe y Alegría del Perú  vino a comienzo de 1971 con su máquina fotográfica al hombro para dejar testimonio gráfico en donde sería los cimientos y la obra majestuosa de su gestión al señalar la correcta ubicación de Fe y Alegría 17, hoy en el corazón mismo de Villa El Salvador en el sector 3 grupo 15.
Antonio Bach vive en el corazón de cientos de padres de familia, de miles de hombres y mujeres y encanta con su mirada misericordiosa a cuantos niños se le acercan para saludarlo, de temple firme para manejar la finanzas a la hora de racionalizar el apoyo que le corresponde a cada colegio, pero siempre visionario de la alegría de los niños y niñas por convertirse en ciudadanos de bien.
Cada año a visitado su Fe y Alegría, cada aniversario, cada ocasión que era necesario y el día menos pensado llegaba y siempre en el momento exacto para aplacar un exacerbado ánimo o sencillamente para fortalecer el trabajo educativo de las directoras y los maestros, carismático por su recuento de vida de cada institución  instalando en la mente y en los corazones de quienes por primera vez la veían que tienen la dicha de ser parte de la construcción humana a lado de los que más necesitan.
En sus reciente visita a Fe y Alegría 17, nos ha cautivado con su mirada de humildad y ha transitado los pasos que debemos continuar con la obra maravillosa de sembrar conciencia, de hilvanar la verdad con el trabajo, de cimentar y construir el conocimiento por alcanzar el bienestar de tantos y tantos niños y niñas que vienen de Lomo de Corvina, de Cerro Corona, de Oasis de Villa, siempre dejando el encargo que hay mucho que hacer.
Hoy desde Villa El Salvador le decimos GRACIAS Padre Antonio, por haber compartido su visión y su lucha, responsabilidad que asumimos y que debemos continuar.

miércoles, 25 de julio de 2012

Fortalecimiento de la Hermandad: Tübingen y Villa El Salvador

En reciente visita a Villa El Salvador del Sr. Michael Lucke, alto representante de la Municipalidad de la ciudad de Tübingen, acompañado de la Regidora Annette Smith, manifestaron la voluntad de las ciudades hermanas de retomar la confianza en la presente gestión de la municipalidad de Villa El Salvador que está dirigida por el Sr. Guido Iñigo Peralta.
Existe un Protocolo de Hermandad firmado desde el año 2006; sin embargo por la parte peruana no ha sido bien implementado o mejor dicho no se  ha asumido con responsabilidad, los vaivenes de la inconsistencia política y la falta de visión estancaron un proceso que fundamentalmente debería responder a la construcción de ciudadanos y ciudadanas con sentido humano.
El contacto se a mantenido con las organizaciones de base, entre ellas con Fe y Alegrìa 17, quien constituye la base la Hermandad que se viene trabajando desde 1984.
Lucke ha cifrado todas sus esperanzas en esta gestión municipal yendo mas allá de ver a nuestras ciudades hermanas como las entidades filantrópicas, nos ha dejado el encargo de ver en los jóvenes la responsabilidad por la construcción de nuevas relaciones de amistad, de intercambio mutuo de experiencias, que la solidaridad de los pueblos esta en su gente de saber dar y aceptar integralmente es decir compartir las visiones, descifrar el futuro en base a la deliberación y con acuerdos comunes.
Fijar la metas es importante, que sean alcanzables y el proyecto piloto ambiental de disminuir la basura en Villa el Salvador renovando la confianza debe ser un punto de partida, está en la cancha nuestra de educar a la gente primero para asumir en ser menos generadores de basura, luego un acopio o recojo selectivo y finalmente darle el tratamiento adecuado a los desperdicios sólidos cuyo volumen es demasiado alto.
Desde Fe y Alegría 17 reafirmamos el compromiso de continuar con nuestro colegio hermano Uhland Gymnasium, fortaleciendo  nuestro intercambio profesional entre profesores, afinando las relaciones entre los niños, niñas y jóvenes estudiantes, que el voluntariado se mantenga como un eslabón de la cadena histórica  que venimos trabajando con mucho entusiasmo.
El reto para ciudad y para Fe y Alegría es grande pero no debemos temer enfrentarlo por que algún día los sueños de una verdadera HERMANDAD se haga realidad.

sábado, 3 de marzo de 2012

NUESTRA FELICIDAD es el fruto de una Educaciòn sin Violencia



La cruda realidad de la violencia que vive nuestro país la hacemos carne a través de nuestro Lema para el año 2012 en Fe y Alegría 17 “NUESTRA FELICIDAD ES EL FRUTO DE UNA EDUCACION SIN VIOLENCIA”, respuesta que debe venir desde los hogares de cientos niños, niñas y jóvenes que nos reencontraremos para juntos en el Colegio y construir una educación si ataduras, que cada día sea un encuentro provechoso consigo mismo, descubriendo nuestras fortalezas.
Aproximadamente la mitad de los padres pegan a sus hijos una cachete o una bofetada es una manera casi legítima y útil del falso educar. Normalmente ellos fueron educados de este modo, y suelen pensar que no es tan grave, que eso no es violencia pues seguimos actuando como si los niños fueran los únicos seres vivos a los que se les puede levantar la mano sin remordimientos.
Reflexionemos a tiempo para encauzar el mal comportamiento de nuestros hijos, busquemos las causas y las razones para que eduquemos sin violencia.
Busquemos esa palabra maravillosa, mágica y sanadora: PERDON!
Educar es renovar a los pueblos del mundo, a partir de SER ante todo y primero que todo.
BIENVENIDOS A FE Y ALEGRIA EN EL 2012

martes, 22 de noviembre de 2011

LA EDUCACION COMO BIEN PUBLICO


1. El derecho a una educación pública de calidad

La reflexión sobre la educación como bien público en América Latina, hoy día, debe partir de reconocer el fracaso de las políticas públicas en la reducción de la pobreza, la inequidad y la exclusión, y el fracaso de las reformas educativas que se implementaron con la idea de mejorar la educación. Las propuestas y planes de la última década orientados a combatir la pobreza no han logrado disminuirla y se calcula en unos 130 millones el número de pobres en nuestra región. América Latina sigue siendo el continente más desigual del mundo: el 10% más rico recibe el 48% de los ingresos y el 10% más pobre recibe sólo 1,8% de los ingresos. La educación, a pesar de los fervientes llamados a elevar su calidad, sigue siendo en general una pobre educación pues no responde a las exigencias de la formación humana, ciudadana y productiva de los hombres y mujeres del presente.

Rosa María Torres, en el estudio sobre la realidad educativa en América Latina, que le fue encomendado por Fe y Alegría, afirma: “Las reformas educativas conducidas desde fines de la década de 1980 bajo el lema de ‘mejoramiento de la calidad de la educación’ han fracasado. Dicho mejoramiento no se ha dado. Los resultados del rendimiento escolar en la mayoría de los países están estancados o continúan deteriorándose… La calidad y la equidad de la educación han devenido en discurso repetitivo, con débil soporte en las políticas, los programas y los proyectos”

Esta realidad nos cuestiona en Fe y Alegría y nos convoca a seguir buscando y proponiendo con tesón y audacia una educación integral de calidad para todos y para todas, que pueda contribuir a la transformación social, y a prevenir y erradicar la violencia, la intolerancia, el egoísmo, la pobreza y la ignorancia. Hoy en muchos de nuestros países la confrontación “educación pública” versus “educación privada”, en los términos que se planteó en décadas pasadas, ha sido superada y ha evolucionado con formas diversas de prestación de los servicios educativos y de participación de la ciudadanía. En otros países la confrontación no se acaba de resolver. El rol de Fe y Alegría, en los distintos países donde opera, ha sido procurar que la educación pública sea de calidad y accesible a todos. Llevándola a zonas donde “termina el asfalto”, donde la acción del Estado ha tardado en hacerse presente o no ha llegado; procurando alianzas con los gobiernos y diversos grupos sociales, convocando a la sociedad e involucrando a las propias comunidades en la tarea. Pero también, cuando le ha sido posible, construyendo redes de trabajo con otros centros de educación estatales y colaborando con la formación de educadores. En Fe y Alegría trabajamos así por fidelidad a nuestra misión, porque en ese quehacer hemos asumido siempre que la educación es un bien público.

...continuarà

El Sistema de Mejora de la Calidad en Fe y Alegría

El sistema de mejora de la Calidad se construyó desde espacios permanentes de comunicación y construcción colectiva, lo que se convierte en una exigencia de nuestro proyecto como una forma de ser y hacer que nos debe caracterizar en la búsqueda de pasar del al deber ser.

Estos objetivos se desarrollan a través de diez programas federativos, entre los cuales se encuentra el Programa de Calidad de la Educación Popular (P1). El P1 es un programa que quiere tocar la realidad de la escuela, todos sus procesos y procedimientos y trabajar para lograr una mejora de la calidad de los centros que en América Latina tiene Fe y Alegría. Pretende también ser una alternativa que responda al desafío que tiene hoy la educación en una sociedad fragmentada e inequitativa.

El Programa para la Mejora de la Calidad de Fe y Alegría concibe la calidad como un concepto que va más allá de las nociones que lo relacionan articulan y le dan coherencia con la satisfacción de consumidores y clientes, con la consecución de resultados académicos para establecer rankings o con la mera optimización del manejo de los recursos. Por el contrario, haciendo un énfasis en los procesos sobre los resultados, entiende que el concepto de calidad se encuentra inmerso en medio de las transformaciones, confrontaciones y tensiones de los procesos históricos, que se nutre de un contexto variable y dinámico, que inevitablemente acompaña la formación y constitución de un proyecto de ciudadanía alternativo, crítico y transformador y, asimismo, entiende que al hablar de calidad, es también imperativo incluir y adoptar el concepto de equidad, por lo cual es un deber y un compromiso participar y profundizar en las mismas tensiones y luchas que se libran en el seno de éste

viernes, 26 de agosto de 2011

HISTORIA FE Y ALEGRÍA


PJ: Antonio Bach

NACE UN NUEVO PUEBLO

En el mes de enero fui a España para visitar a mi mamá. Me quedé allí los meses de febrero, marzo y abril. Al regreso paré en Caracas, Venezuela, para asistir a la Reunión internacional de Fe y Alegría que ese año tuvimos en Caracas, en una casa, que el Comité de Damas de Fe y Alegría tenia junto al Colegio San Ignacio. Era la Segunda Reunión Internacional que teníamos.

Por entonces me enteré que una masa de gente había invadido en Monterrico un terreno deshabitado junto al colegio de la Inmaculada. Cuando llegué a Lima fui siguiendo los acontecimientos. Cada día llegaba más gente. El Gobierno mandó la intervención de la policía. Hubo un muerto y las tensiones aumentaron. Monseñor Luis Bambarén, Obispo de los pueblos jóvenes, tuvo una misa. Uno de los domingos. Monseñor Bambarén dijo entre otras cosas que asistía al nacimiento de un nuevo pueblo. La gente se ratificó en sus deseos de enfrentarse con el Gobierno. El Ministro del Interior, Armando Artola, mandó detener a Bambarén. El escándalo fue impresionante. Intervino el Presidente Velasco, que hizo poner en libertad a Bambarén y destituyó al Ministro del Interior.

Al poco tiempo la Oficina de los Pueblos Jóvenes planificó un nuevo barrio más al sur de Villa María del Triunfo. El nuevo pueblo fue bautizado por Bambarén con el nombre de Villa El Salvador, en honor de nuestro Señor. Se colocó una estatua en la cumbre de un cerrito que hay a la entrada de Villa El Salvador. El pueblo fue perfectamente planificado y dividido en grupos residenciales que tenían los mismos servicios. Los terrenos para educación estaban perfectamente trazados en forma autogestionaria, teniendo una sola dirigencia.

Lógicamente, al nacer un pueblo que enseguida tomó medidas muy grandes, pensamos en la posibilidad de crear un Colegio Fe y Alegría.

LOS PRIMEROS ACUERDOS

En el mes de julio o Agosto me llamó Bambarén para decirme que tenía un grupo de la Universidad Católica para fundar un Colegio en Villa El Salvador. A Vicente y a mí no nos pareció conveniente y que las Teresianas, que eran quienes las patrocinaban, no querían encargarse del colegio.

Más adelante después de la campaña, nosotros empezamos a recorrer el arenal para buscar un sitio oportuno. Nos pareció que el Tercer Sector era el más pobre. Un día me fui con Rigoberto Regalado, que por esa época era mi secretario personal. Queríamos hacer un recorrido para hacernos presente, y averiguar si la gente querría tener un colegio de Fe y Alegría en el Sector. Preveíamos que no podríamos hacer una Asamblea Popular dadas las características de aluvión que por entonces tenía el barrio. Recuerdo que el carro se nos quedo tres veces metido en la arena. Todavía estaba poco habitado el sector y el campo estaba lleno de florecitas moradas al ras de la tierra.

Sería en el mes de noviembre que me llamó Bambarén para insistir en la participación del grupo de profesores de la católica en la creación de un colegio de Fe y Alegría en Villa El Salvador. Empezamos los primeros contactos. El grupo estaba capitaneado por un grupo de españoles, ex seminaristas de Jaén, Michel Azcueta, Javier Lou y Julio. Ellos querían hacer un Colegio completamente comunitario, como una extensión de la Universidad Católica. Para nosotros resultaba una cosa un poco confusa, pues estaba la Universidad Católica, las Teresianas, el grupo de Profesores, los Pobladores y Fe y Alegría. Parecía que todo el mundo tenía autoridad para el proyecto. Más tarde nos dimos cuenta que en realidad quienes menos autoridad tenía éramos nosotros, que además éramos los que poníamos todo el dinero para la construcción.

Evidentemente, quisimos aclarar la situación. Las teresianas aceptaron encargarse del Colegio y firmaron un Convenio, que nunca se ha vuelto a renovar, por el cual se comprometían a dirigir el colegio, aunque en los primeros años solamente había una Teresiana, que se llama Itziar Eguiguren.

Las profesoras que pertenecieron a la institución Teresiana fueron Itziar Eguiguren, elegida como primera directora, Mariluz Gallardo y 16 jóvenes profesoras y profesores de primaria y secundaria. La comunidad entregó cuatro lotes para los profesores: dos en el grupo 14, a un costado del terreno del Colegio, uno en el grupo 11 y otro en el grupo 12, donde se ubicarían las famosas casitas de madera, fundadores de Villa con gran alegría y mucha fe 12 miembros del grupo de profesores empezaron a vivir en Villa.

LA FUNDACION DEL COLEGIO.

Como ya se ha dicho, la comunidad entregó cuatro lotes donde vivirían los profesores en 1972 ellos eligieron otro lote, en el Grupo 10, para estar un poco más alejados del colegio y descansar de las demandas educativas diarias. En este grupo de maestros se encontraba Michel Azcueta, uno de los fundadores del distrito quien luego llegó a ser Alcalde de Villa El Salvador.

Como cuenta Michel, fue en el Parque Central del grupo 18 donde se iniciaron las primeras tareas propiamente pedagógicas, con la donación de 20 eternits que sirvieron para techar los ambientes de esteras que sirvieron para dar clases. La demanda de estudiantes era muy grande, por lo que al final, estos maestros y estudiantes de la Universidad Católica, terminaron participando no solo en el colegio de Fe y Alegría sino también en la creación del os 11 primeros colegios del distrito.

Las vacantes para el colegio se repartieron de acuerdo a los grupos residenciales, abarcando todos los grupos del Tercer Sector, gran parte del segundo sector y algunos otros sectores que existían en la época. Esto explicaría la influencia que tendría el colegio en toda la comunidad de Villa El Salvador.

En los años del gobierno militar el presupuesto de la República era bianual, es decir, para dos años y se dio la situación que, cuando nace Villa El Salvador, ya se había aprobado el presupuesto para los dos años, es decir para 1971 y 1972. Esto quería decir que no había plata para el nuevo Pueblo Joven, para Villa El Salvador, ya que no existía cuando se aprobaron los presupuestos. Y, de acuerdo a las normas de entonces, tampoco se podían crear nuevos colegios, nuevas plazas docentes en esos dos años.

Durante los meses siguientes de 1971 se fue preparando el inicio de clases. En setiembre, el gobierno entrega el colegio 7072 en el primer Sector, siendo el primer colegio de primaria que se creaba. El Centro educativo Comunal, conocido como CECOM FE Y ALEGRIA se constituyó así en el primer colegio de primaria y secundaria.

Por presión de la comunidad, por voluntad política del General Velasco, el gobierno accedió a dar algún presupuesto para Villa El Salvador, de manera que en abril de 1972 se iniciaron las clases de manera oficial. Buscamos una salida: ya que se había creado el primer colegio, el 7072, y se logró que los nuevos colegios creados por una comunidad por todos los sectores existentes en ese año, fuesen considerados como ANEXOS del 7072, y es así que se preparó el inicio de clases en 1972 como CECOMVES FE Y ALEGRIA 7072-ANEXO 11, como oficialmente se nos reconoció el primer año. Quedó como director Alberto e Itziar Eguiguren como primera directora interna a quien sucedería, un año después Mariluz Gallardo.

En diversas jornadas de trabajo, con participación de todos los padres de familia, jóvenes y profesores, se levantaron las primeras siete aulas de esteras, en lo que hoy es el límite del pabellón de primaria. Con la presencia del rector P: Felipe Mc. Gregor, cientos de padres de familia fundadores de Villa El Salvador y con un profesorado joven comprometido con la educación y con el desarrollo de la comunidad, se dio inicio al año escolar completo el 17 de abril de 1972.

LA VERDADERA EDUCACION POPULAR

La actuación del Grupo de profesores y la presencia de la Universidad no quedó muy clara. Los profesores querían que el Colegio fuese del pueblo con una participación total en las decisiones, y abierto totalmente a la comunidad. En cuanto a la Universidad. Felipe Mc. Gregor, Rector, quería que el Colegio dependiese completamente de la Universidad para el nombramiento del Director y Profesores, prescindiendo de Fe y Alegría y de la ideología Católica y confesional del Colegio. De hecho el colegio empezó con una directora Teresiana, bajo nuestra responsabilidad y nuestras relaciones con el grupo de profesores fue excelente desde el principio. Cuando más adelante la Universidad y una parte del grupo de profesores más radical quiso replantear la pertenencia, la parte mayoritaria del grupo de profesores vio que tendrían más libertad y posibilidad de diálogo con Fe y Alegría que con la Universidad o con el grupo solo sin las Teresianas, y entonces apoyaron la presencia de Fe y Alegría y la Teresianas.

La educación que planteaban era una educación personalizada con gran participación de alumnos, profesores y Padres de Familia. Por otro lado, sobre todo el grupo de españoles que se fue a vivir en Villa El Salvador desde el principio con otros profesores del Colegio empezaron una integración grande con el grupo y sector. Como vieron que Fe y Alegría no eran partidarias de una integración total, ellos empezaron a constituir un Centro de Comunicación Social para atraer los jóvenes hacia un compromiso social con el sector y grupos, que lógicamente en muchos derivó en una acción política.

Recuerdo que los dirigentes del Sector quisieron tener una reunión con los responsables del Colegio para estudiar la presencia de Fe y Alegría en el Sector. Se trataba de los máximos dirigentes de la CUAVES. Sería el año 1973 o 1974. Recuerdo que entre los dirigentes estaban un tan Alarcón y un ex profesor de Fe y Alegría que no nos tenía ninguna simpatía. La reunión empezó a la diez de la noche. Estaban presentes casi todos los profesores del Colegio, la directora y yo. La reunión era muy tensa. Yo no era consciente de la importancia de la reunión. Los profesores defendieron honradamente al Colegio y su pertenencia a Fe y Alegría. Recuerdo que la reunión termino pasada la 1 de la mañana. Yo estaba agotado. Recuerdo que regresé por la Panamericana, y me quedé dormido manejando en medio de la autopista.

Debo reconocer que el Colegio de Fe y Alegría de Villa El Salvador fue un estímulo significativo en la marcha de la Institución. Vivíamos momentos muy politizados y necesitábamos integrarnos en la marcha de la historia del Perú. La actitud del grupo de profesores, sus cuestionamientos a Fe y Alegría, su compromiso social y comunitario nos ayudaron a insertarnos en un planteamiento nuevo en FE y Alegría. Teníamos que hacer Educación Popular, de acuerdo con el momento histórico que vivíamos y de acuerdo con el nombre de nuestro movimiento, pero estábamos haciendo una buena educación para pobres. La integración del Padre Kevin Gallagher en 1973, destinado por Ricardo Morales, fue elemento nuevo para emprender la ruta de una educación comprometida, comunitaria, critica y creadora, de acuerdo a los principios de la nueva Reforma de la Educación, establecida por el Gobierno Militar Revolucionario.

LAS DIRECTORAS

Fe y Alegría 17 ha vivido y sufrido los avatares de la historia y acontecimientos de Villa El Salvador enfrentando al Terrorismo que cobró sus víctimas, dejando sus huellas, sumergiéndose en el pueblo para compartir sus luchas y esperanzas o participación también en la larga y difícil huelga nacional de maestros.

A lo largo de su historia, 9 directoras han pasado y dejado huella en el colegio. Era 1994 cuando la institución Teresiana decide dejar la dirección del Colegio, asumiendo la Srta. Martha Rodríguez Valladolid.

Finalmente en el año 2000, Fe y Alegría del Perú entrega la Dirección de la Institución Educativa a la congregación de las Hermanas de la Caridad del Sagrado Corazón de Jesús, quedando a partir de ese momento a cargo de la Hna. Inés Juarros Ortiz, quien sigue dando impulso al mejoramiento de la calidad educativa para los cientos de niños, niñas y jóvenes con menos posibilidades de Villa El Salvador.